Textil

Textil
Textil

Las referencias al arte de tejer son muy abundantes en la literatura universal, incluso en la más antigua, siendo bien conocidas en nuestro ámbito cultural muchas leyendas referidas a este tema, como las de Penélope o Aracne.

Si bien la técnica, como es lógico, ha variado a lo largo de los tiempos, haciéndose uso progresivamente de telares cada vez más perfeccionados, el fundamento del arte de tejer ha permanecido inalterable: entrecruzamiento de una hebra, a la que se denomina trama, a través de un conjunto de hilos tensados entre dos puntos, que recibe el nombre de urdimbre; a esta disposición de materiales e hilos se llama, genéricamente, telar.  En el caso de que la urdimbre se tense entre un punto cualquiera (un árbol, una estaca, etc.) y la cintura del tejedor, estaremos ante un telar de cintura o telar de palitos, que constituye uno de los sistemas de tejer más antiguos, si bien sigue utilizando profusamente en Latinoamérica y algunas zonas de África. En otros casos, la urdimbre puede estar tensada horizontal o verticalmente entre cuatro estacas, lo que da el nombre al conocido telar de estacas, también usado en la actualidad en dichas zonas. Por lo general, estos tipos de telares, fácilmente inestables y desmontables en cualquier momento dada su sencillez, son los utilizado en América para la confección de piezas de pequeño tamaño, como fajas, huipiles (camisas con vistosos bordados), etc.

Sin embargo, en Europa ha venido aplicándose durante los últimos siglos el llamado telar de pedal, que consiste en un bastidor con dos cilindros (enjulios) entre los que se tensan los hilos de la urdimbre que, a su vez, pasan alternativamente por los ojetes de los lizos (listones de madera). Estos lizos son accionados por pedales de madera, de tal modo que al pisar uno u otro sube el juego de lizos correspondiente, dejando un hueco entre los hilos de la urdimbre por el que pasará el hilo o hebra que hace de trama y que se encuentra colocado en la lanzadera (cajetín de madera).

Tradicionalmente, las materias primas más utilizadas ha sido el lino, la lana, el algodón, el cáñamo y la seda.

En una panorámica de las artesanías textiles hay que mencionar necesariamente, junto al arte de tejer, otras labores, quizá no debidamente valoradas en las actualidad, pero que alcanzaron en otro tiempo, por su belleza como elementos decorativos de los tejidos o como pieza de ornato de las edificaciones, las máximas cotas de prestigio en las sociedades de entonces.

Así puede hablarse del bordado, que representa una de las artes suntuarias más antiguas de la Humanidad. El bordado, en efecto, ha adornado desde los tiempos más remotos, tanto los trajes, mantos o indumentaria del guerrero y de las elites sacerdotales como los pendones, banderas y telas heráldicas o un sinfín de tejidos de uso domestico (mantelerías, ropa de cama, camisas, etc. 

De igual modo, habría que mencionar los trabajos de encajes, de origen muy remoto y que consisten, en esencia, en la “creación de un tejido decorativo sin un soporte textil previo”, bien sea con el movimiento de la aguja en su ir y venir formando el dibujo, o con la técnica de los bolillos, en la que varios hilos se entretejen con el movimiento cruzado de aquellos. España, Francia, Italia y Flandes se disputan la paternidad de su invención en la versión actual, a finales de la Baja Edad Media.

El continuo proceso de mecanización y automatización de la industria textil en los últimos siglos ha provocado, como era previsible, la práctica desaparición del oficio de tejedor de nuestra sociedades industriales. No obstante, las recientes experiencias que se están llevando a cabo, paradójicamente en el medio urbano, tendentes a recuperar, tras arduas investigaciones, las técnicas, materiales y diseños originales, asi como la pureza de los tintes naturales, son indicios alentadores para aventurar que en el futuro, quizás con más dificultades de las deseadas, el arte de tejer seguirá ocupando un lugar tal vez valorizado en la sociedad postindustrial.

Oficios elaborados en TEXTIL:

  • Calcetería.
  • Camisería.
  • Elaboración de abanicos.
  • Elaboración de alfombras.
  • Elaboración de almazuela (patchwork).
  • Elaboración de bordados.
  • Elaboración de calados.
  • Elaboración de colchones.
  • Elaboración de encajes de bolillos.Certificados Calidad Artesana
  • Elaboración de encajes de ganchillo.
  • Elaboración de flecos.
  • Elaboración de macramé.
  • Elaboración de nudos marineros.
  • Elaboración de redes.
  • Elaboración de sombreros.
  • Elaboración de tocados.
  • Estampación textil.
  • Modistería.
  • Pasamanería.
  • Pintura en seda.
  • Sastrería.
  • Sastrería de disfraces.
  • Sastrería trajes de torero.
  • Sastrería trajes regionales.
  • Tapicería.
  • Tejido bajo lizo.
  • Tejido en alto lizo.